Pangolin

Pangolin

DIARIO NORTEÑO

Las noticias del Norte Argentino

La vidala del Pangolín

Por Hector Chavero / Fotografías Pablo del Cerro - Archivo Juan Preciado
Salta

El cuerpo de Juan Preciado en un pequeño bosque del Chaco.

Anteayer apareció muerto el cuerpo de Juan “Pangolin” Preciado en el Chaco argentino. Se suma así a la lista de activistas asesinados en el último año en Latinoamérica. La lista asciende a más de 200, principalmente en Colombia, Brasil y México, convirtiendo esta parte del mundo en la más peligrosa para defender y proteger los derechos humanos, ambientales o territoriales. Macroempresas transnacionales, grandes terratenientes, grupos armados y cárteles de la droga son los principales responsables de las muertes, mientras que la apropiación de la tierra para monocultivos intensivos y los grandes proyectos industriales extractivistas, (apoyados muchas veces por políticas institucionales) son las principales causas.

Ubicación del concierto en el Cerro de los 7 colores

La vida de Juan «Pangolín» Preciado, nacido huérfano en el chaco argentino, estuvo marcada primero por su admiración al gran poeta Atahualpa y después por la extraña coincidencia de su nombre con el personaje de Rulfo, hecho que pareció encerrarlo en su Comala particular, condenado a vagar por las calles como un fantasma en una tierra de extrema miseria en el impenetrable chaqueño.

Fué el cofundador de la banda los Maimareños,  junto a Nehuel «El Grulla» Namaya, descendiente directo de los diaguitas del noroeste del país. Ambos recorrieron la Argentina de la tierra de fuego a la Quiaca en un viaje asombroso por Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca y sobre todo por los valles calchaquíes y las quebradas de La Puna. Un viaje en busca del espíritu de sus ancestros, siguiendo la estela de otros  poetas que al igual que ellos transmitieron la memoria de los pueblos antiguos.

Ciudad sagrada de Los Quilmes cerca de Amaycha.

Los Maimareños, sin ninguna grabación profesional, tenían un público fiel que se desplazaba muchos kilometros siguiendo sus conciertos improvisados en la quebrada de las Conchas, en el Pucará de Tilcara o en las ruinas Quilmes. Después de su separación Nehuel se afincó en Salta y siguió con la labor de investigación y divulgación de textos, músicas, costumbres y creencias de los diaguitas, omaguacas, tobas, mapuches, aymarás, quechuas, guaraníes, chorotes, y todos los pueblos salvajemente oprimidos por el imperialismo moderno, siempre en contacto directo con el pueblo Kolla.

Juan desapareció de la escena durante muchos años refugiado en las quebradas y los cerros de La puna, en pequeños pueblos como Humahuaca, Tilcara , Volcán o Maimará en los primeros años, y luego Amaicha, Iruya, o Tafí del Valle.

Vista del río en el pueblo de Iruya.

El martes se encontró su cuerpo en pleno chaco argentino, en la provincia de Formosa, cerca de la frontera con Paraguay, donde se lo vió por última vez apoyando la lucha de los indios Toba contra la situación de pobreza y opresión que sufren  por parte terrateniente e institucional. Los indices de pobreza de algunas zonas del Chaco afectan a la mitad de la población, la desnutrición infantil, la imposibilidad de acceder al mercado de trabajo y la discriminación de los indígenas empujan a este colectivo al desamparo y el hambre.

Juan preciado en Iruya camino de San Isidro

Por el momento no se conocen los autores del asesinato, se sabe que Juan Preciado estaba enemistado con bancos, terratenientes y políticos corruptos tanto en el chaco argentino como en la zona del Paraná, donde ademas estaba amenazado por varios grupos armados por su activismo durante varios años en contra del cultivo de soja y en favor de los pueblos indígenas y sus derechos. Su lucha en torno al oro verde traspasó las fronteras ya que el oro verde de la soja no es un problema sólo Santafesino, afecta a muchas zonas de la Argentina así como a Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia que forman parte de lo que las propias multinacionales del agronegocio llaman «La República Unida de la soja», territorio de soja transgénica resistente al glifosato, que acaba con todo excepto con las plantas modificadas.

El río Parana a su paso por Rosario en Santa Fe

La concentración de la tierra en manos de unos pocos oligarcas y la aplicación de un neoliberalismo salvaje por parte de los estados para conseguir beneficios, amplían aún más la brecha entre pobres y ricos, la desigualdad en America latina es una lacra sangrante que se perpetúa sin remedio.

Los ataques y la criminalización de organizaciones y movimientos son otras de las grandes amenazas del agronegocio generando extrema pobreza y continuos conflictos por la tierra de los que el asesinato de Juan Preciado es sólo una de las terribles consecuencias.

Canciones del Pangolin

El arriero, Zamba calchaquí, El payador perseguido

  • Zamba calchaquí
  • El arriero